Hidromek Huppenkothen
Emsa Finanzauto

90 años de Finanzauto.

Firma del acuerdo de distribución de los equipos Cat en España El veterano distribuidor cumple nueve décadas.

Este año 2020 se han cumplido 90 años desde que Finanzauto iniciara su actividad comercial en España en 1930. Una efeméride que merecía una gran celebración que se ha visto comprometida por los malos tiempos que corren a causa de la pandemia originada por el Covid-19. En la base de Arganda del Rey (Madrid), su sede central, no ha habido multitudinario día de puertas abiertas ni se ha exhibido, como en otras ocasiones, despliegue alguno de las máquinas Caterpillar, la marca de maquinaria que representa la compañía en España desde hace 57 años y de la que ofrece al mercado una importante y amplísima gama, tanto nueva como usada o en alquiler, así como los correspondientes servicios postventa y de apoyo al cliente. Pero el fuero interno de la compañía se ha vestido virtualmente de fiesta para sentir el orgullo de su dilatada trayectoria y presumir de su fortaleza, solidez y seriedad, de los valores de sus clientes, de la calidad de sus productos y servicios. El 90º aniversario de la veterana marca ha coincidido en el tiempo con el 50º aniversario de la apertura de sus instalaciones en Dos Hermanas (Sevilla) y, además, con el 35º aniversario de la llegada al mercado de la primera retropala Caterpillar. Esta señera efeméride del gran distribuidor español bien merece que recordemos sus orígenes y su historia.

Primitivo Fajardo

FINANZAUTO, S.A. se fundó en Madrid el 9 de julio de 1930 con un capital social de 500000 ptas. (3000 euros de hoy) y la finalidad de conceder préstamos para la adquisición y venta de automóviles. En 1934 la compañía fue adquirida por la Banca López Quesada y su primer consejo de administración estuvo compuesto por nueve miembros de esta familia, siendo su presidente Gerardo López Quesada; vicepresidente, Carlos López-Quesada y Bourbón; y consejero delegado, José Luis López-Quesada y Bourbón. Aunque el objeto social de la compañía era la financiación, pronto se amplió a la venta de automóviles, tractores agrícolas, camiones y maquinaria de obras públicas de diferentes marcas de relevancia en el momento, nacionales y extranjeras: Delaport, Penta, Continental, DKW... consolidándose la firma en 1949 al ser nombrada distribuidor de los camiones Pegaso en 25 provincias españolas, comenzando así la rápida expansión de la compañía. En 1952 obtuvo la representación de los tractores agrícolas Porsche y Allgaier; en 1955 la representación de los tractores Olivier y en 1958 la de los vehículos Sava. En 1962 quedó cubierta toda la geografía española mediante sucursales y una red de asistencia de repuestos de primera línea.

Esos más de 30 años de expansión proporcionaron a la empresa la solidez necesaria para llamar la atención del fabricante Caterpillar, ya entonces líder mundial en fabricación de equipos para movimiento de tierras, obras públicas, construcción y minería, una marca centenaria reconocida hoy por derecho propio como la compañía número uno mundial en la fabricación de maquinaria.

Caterpillar elige a Finanzauto
La empresa estadounidense ofreció la distribución de sus productos en exclusividad para España a Finanzauto en 1963, fecha que marcaría un verdadero hito en su historia, pues era un momento clave en el resurgimiento de nuestro país y sus máquinas se utilizaron en los años siguientes en la construcción de todas las infraestructuras básicas: carreteras, obras hidráulicas, puertos, ferrocarril, etc.

Antes de la firma del contrato con Caterpillar, el Consejo de Administración de Finanzauto lo componían 17 personas, la mayoría de la familia López Quesada. El capital social era ya el equivalente hoy a 180000 euros. El acuerdo se firmó en Ginebra (Suiza), el 31 de mayo de 1963, y lo realizaron, por parte de Finanzauto, Carlos López-Quesada y Bourbón, entonces presidente de la compañía, y por parte de Caterpillar, Harmon S. Eberhard, presidente del consejo directivo del fabricante. Fue el mismo año en que la marca estadounidense ponía en funcionamiento su nueva división industrial, dedicada exclusivamente al desarrollo y fabricación de motores.

Finanzauto, durante los primeros años como distribuidores y debido al gran volumen de negocio que generaba la nueva representada, fue dejando paulatinamente el resto de marcas con las que trabajaba, hasta que en junta general extraordinaria celebrada en diciembre de 1965 se decidió que a partir del 1 de enero de 1966 la actividad de Finanzauto se dedicaría exclusivamente a los productos del fabricante Caterpillar.

Uno de los primeros retos fue adecuar las instalaciones a la demanda del negocio y en 1967 se inauguraron las tres primeras bases: Arganda, Barcelona y Valencia, a las que se unió la de Tenerife en 1968, año en el que la empresa fue galardonada por primera vez con el título de Empresa Modelo de la Seguridad Social. Entre los años 1969 y 1974 se abrieron siete nuevas bases, en Oviedo, Zaragoza, Bilbao, Sevilla, Las Palmas, Málaga y La Coruña; y las delegaciones de Lérida y Palma de Mallorca.

Los años setenta
Finanzauto, como primer importador de maquinaria de obras públicas y también de motores y grupos electrógenos, organizó en su base de Arganda un despacho propio de aduanas al que la Administración concedió “licencia abierta” en 1970, lo cual pudo agilizar muchísimo los trámites y despacho de las máquinas y repuestos que llegaban a España desde las fábricas y almacenes de Caterpillar en Estados Unidos.

Un hito fue el lanzamiento en 1969 del motor diésel D348 para el mercado marino, que en pocos años se convertiría en parte fundamental de la flota pesquera de nuestro país. Un año después, coincidiendo con el proceso de racionalización de la industria, Finanzauto introdujo en España las carretillas elevadoras e implantó el sistema de Tarifas Fijas de Mano de Obra, que aseguraba un mejor control y uniformidad en las reparaciones. En 1971 quedaron terminadas las instalaciones de la nave de motores y el banco de pruebas y puesta a punto para motores y grupos electrógenos en la base de Arganda, convertida en el centro neurálgico de la compañía, aunque la sede central se ubicaba en la madrileña calle de Arturo Soria 125. En septiembre del mismo año, Caterpillar abrió con carácter permanente un área de demostraciones en Málaga, al que desde entonces acuden todos sus clientes y distribuidores de Europa, África y Oriente próximo para realizar cursos de formación y presentaciones de nuevos productos o demostraciones de equipos.

En 1972 se inició el CEAD, Control Espectrofotométrico Atómico de Desgaste, para el análisis científico de los aceites y detección de desgaste en las máquinas. En 1973, coincidiendo con el 10º aniversario del acuerdo de distribución con la marca americana, se celebró una gran reunión en Madrid en la que Caterpillar felicitó a todos los empleados de Finanzauto por haber conseguido ser el nº 1 en volumen de ventas entre los distribuidores de todo el mundo. Asimismo, el Príncipe de Asturias, don Juan Carlos de Borbón, entregó a José Luis López-Quesada el título de Empresa Modelo para Finanzauto. Ese año se inició la comercialización de las excavadoras hidráulicas de cadenas.

EN FEBRERO DE 1976 SE PUSO EN MARCHA EL CENTRO DE ASESORAMIENTO Y FORMACIÓN, CAF, EN ARGANDA, QUE FUE INAUGURADO POR EL MINISTRO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA CARLOS ROBLES PIQUER.

En esta época Finanzauto dispuso de su primer ordenador propio y con ello consiguió grandes avances en la mecanización de diferentes aplicaciones, como la contabilidad, gestión de ventas, cálculos científicos, etc. En febrero de 1976 se puso en marcha el Centro de Asesoramiento y Formación, CAF, en Arganda, que fue inaugurado por el entonces Ministro de Educación y Ciencia Carlos Robles Piquer. En 1980, Luis Coronel de Palma, Marqués de Tejada, abogado del Estado, notario en excedencia, gobernador del Banco de España entre 1970 y 1976 y, posteriormente, Embajador en México y director general de la Confederación de Cajas de Ahorros, sustituyó en la presidencia de la empresa a Carlos Cifuentes López-Quesada, miembro de la familia fundadora de Finanzauto y del grupo Banca López Quesada.

Instalaciones FinanzautoDécadas de los ochenta y noventa
Los años ochenta trajeron una mayor expansión de Finanzauto, que centró sus esfuerzos en llevar su atención y servicio lo más cerca posible de los clientes. Para ello se abrió toda una red de delegaciones que unidas a las bases conformaban la mayor cobertura ofrecida por una empresa de maquinaria en el mercado. Ya desde los años 70 Finanzauto mantuvo el liderazgo en el mercado español en cuanto a ventas totales de maquinaria para movimiento de tierras, pero fue en 1982 cuando consiguió por primera vez ser el número 1 en ventas de excavadoras de cadenas. En 1983 llegaron las excavadoras de ruedas, en 1985 las cargadoras industriales IT y las primeras pavimentadoras y en 1986 una de las líneas más populares en el mundo, icono de la maquinaria de construcción, las denominadas por la empresa retropalas; es decir, las retrocargadoras o mixtas. En 1987, los compactadores y los dúmperes articulados completaron la ya amplia gama de productos de Caterpillar.

Fue en 1990 cuando Finanzauto se hizo con una participación mayoritaria en el distribuidor de Caterpillar en Portugal, Stet, pasando dos años después a ser participada de forma mayoritaria por la compañía británica J. Bibby & Sons Plc., empresa a su vez participada por el grupo sudafricano Barlow Rand, que adquirió mediante una OPA el control de la firma, pasando a formar parte del hólding multinacional Barlow. En ese momento el accionariado contaba con más de 10000 accionistas y no existían paquetes importantes. Desde esa fecha, con Barloworld Finanzauto como nueva imagen, pasó a formar parte de uno de los mayores emporios empresariales del mundo, líder en la distribución de bienes de equipo e industriales, y tuvo que lidiar en nuestros lares con la crisis de 1993.

A pesar de ello, a mediados de la década de los 90 se dio una actividad frenética en la construcción que Finanzauto supo aprovechar gracias a que Caterpillar invirtió cantidades importantes en investigación para aportar a sus equipos la tecnología más avanzada. Se trabajó en obtener mayores rendimientos con menores consumos de combustible, más comodidad y seguridad para los operadores y sistemas que no contaminaran, máquinas limpias no agresivas para el medio ambiente. Grandes logros fueron los aceites biodegradables, los motores de bajo consumo, los distintos galardones otorgados por la UE, como el certificado Blue Angel para varias de sus líneas, que acredita mínimos índices de contaminación, muy por debajo de los establecidos por las leyes comunitarias.

Cambio de siglo
Y llegó el nuevo milenio y con él la mayor actividad en construcción, obra civil e industrial conocida en España, que se puso al día en redes viales, autovías, autopistas, red ferroviaria y alta velocidad.

En la primera década de siglo Caterpillar amplió los rangos de potencia de sus líneas fabricando nuevos modelos, de mayor y de menor potencia y Finanzauto amplió su oferta comercial para estar a la altura de cualquier demanda del mercado, ofreciendo los equipos Cat nuevos, usados certificados y en régimen de alquiler. Fue en 2001 cuando nació en la sede central de Arganda, que disponía de una superficie de 114000 m2, la firma Barloworld Mera, la división de alquiler de Barloworld Finanzauto, como alquilador de referencia de equipos Caterpillar The Cat Rental Store en España y Portugal.

También el departamento de postventa dio un gran paso adelante ofertando distintos contratos de reparación y mantenimiento, siempre enfocados a aumentar la disponibilidad de las unidades y, por tanto, su rentabilidad para los clientes.

Fue 2008 el año de la catástrofe anunciada, la crisis más severa registrada en nuestro país en las últimas décadas, con una caída de las ventas tan brutal que casi desaparece el sector. La empresa se vio afectada, pero supo reac cionar a tiempo y dimensionar sus recursos para resistir el embate y seguir adelante. De hecho, en febrero de 2009, en el seno de Finanzauto se constituyó la firma Sitech, distribuidor oficial de las soluciones de Trimble para España y Portugal, dado que, anteriormente, en abril de 2002, Caterpillar y Trimble habían formado una joint venture para ofrecer tecnología de posicionamiento y guiado, desde movimiento de tierras hasta la nivelación final, trazadores láseres o de ultrasonido, estaciones totales robóticas y GPS para un completo control 3D de las máquinas.

CATERPILLAR OFRECIÓ LA DISTRIBUCIÓN DE SUS PRODUCTOS EN EXCLUSIVIDAD PARA ESPAÑA A FINANZAUTO EN 1963.

Del pasado al futuro
Gracias a su fortaleza, a lo largo de estas casi seis décadas de colaboración, de trabajo continuado y conjunto con Caterpillar, Finanzauto se ha consolidado en todos los mercados en los que está presente y ha demostrado que una marca líder como Caterpillar ofrece productos inigualables, el mejor soporte, la estructura más sólida, los mejores procesos, la mejor atención postventa y, por supuesto, los profesionales más cualificados. De ahí el prestigio que disfruta a día de hoy y la fidelidad de sus clientes.

Otro hito significativo de los últimos tiempos ocurrió en 2018, cuando la compañía fue adquirida por el grupo Tesya, al igual que el distribuidor portugués Stet. Con este refuerzo ha conseguido mayor solidez y se está modernizando y adaptándose para estar más presente que nunca en el mercado español. Finanzauto se encuentra hoy en continua transformación para ser una compañía más moderna, digital y tecnológica, y ha ampliado su oferta de productos consiguiendo la distribución de prestigiosas marcas como Sandvik, Konrad, Noe, Prinoth o Rotor y trabaja para buscar nuevas líneas de actuación para ofrecer soluciones globales a los clientes, mejorando su presencia en el mercado y consolidándose como una empresa más fuerte y solvente. La búsqueda de la excelencia y la mejora continua hacen de la labor diaria de Finanzauto un reto estimulante y motivador para seguir creciendo, trabajando codo con codo con los clientes, ayudándoles a obtener los mayores índices de rentabilidad de sus eficientes y duraderos equipos Caterpillar y, por tanto, de sus negocios.

Finanzauto cumple 90 años y se inicia la cuenta atrás para alcanzar el siglo a finales de esta década. Va hacia el futuro con esperanza y toda su experiencia del pasado, con los cambios, la evolución, las dificultades y los éxitos propios de un periodo tan dilatado de tiempo; y con la enorme satisfacción de no haber sido solo espectadores de los grandes cambios registrados en el sector, sino participes y en muchos casos protagonistas de una buena parte de ellos. Su rica historia, su actividad presente y los retos prometedores que afronta la organización le auguran, por encima del desastroso momento actual, un brillante futuro.


Acuerdo entre Finanzauto y STET con Sandvik

FINANZAUTO y STET amplían su porfolio de productos y servicios postventa con productos líderes en el sector de la maquinaria para canteras, minería, reciclaje y obra pública de Sandvik, marca de la que distribuirán una amplia gama de machacadoras y cribadores móviles, además de ofrecer soluciones de alquiler y un servicio completo de postventa. Los clientes se verán beneficiados por este nuevo acuerdo, firmado el pasado mes de julio, en España, Portugal y Cabo Verde debido a la capilaridad que Finanzauto y Stet ofrecen, gracias a un equipo humano de 1300 profesionales repartidos entre las más de 30 bases y delegaciones.

Sandvik es un grupo de ingeniería global y de alta tecnología con aproximadamente 42000 empleados y ventas en 160 países. Su principal enfoque se centra en mejorar la productividad del cliente, su rentabilidad y la sostenibilidad del negocio, lo cual encaja perfectamente con la misión y visión que Finanzauto y Stet tienen.

FINANZAUTO Y STET DISTRIBUIRÁN LA LÍNEA MÓVIL DE MACHACADORAS Y CLASIFICADORAS SANDVIK EN ESPAÑA, PORTUGAL Y CABO VERDE.

Finanzauto desde 1930 y Stet desde 1956, llevan aportando servicios y soluciones a sus clientes, y son distribuidores oficiales de Caterpillar desde hace más de 50 años. En 2018 pasaron a formar parte de Tesya, grupo afianzado en el sur de Europa que ofrece soluciones integradas y servicios de alquiler en una amplia gama de industrias, donde se incluyen las canteras, minas, obras públicas e infraestructuras, construcción de carreteras, demolición, sistemas de energía terrestre y marinos y trabajos forestales.

Este acuerdo firmado en junio de este año refuerza y amplía la sólida colaboración que Sandvik y el grupo Tesya tienen en Italia desde 2016 .

© OP MACHINERY.


Revista Técnica de Maquinaria de Obras públicas, Construcción y Minería, es una publicación de Prima Ediciones S.C. C/Orense, 8 – 1º Oficinas. 28020 Madrid (España)


mascota
contacto inicio

Dirección y redacción:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ventas y publicidad:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Administración y suscripciones
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si quiere recibir el Newsletter de OP Machinery, complete este breve formulario:

Newsletter