IronPlanet JCB Huppenkothen
Emsa Finanzauto Hidromek

126 años de camiones Scania

scania01En la sede central de Scania en Södertälje (Suecia) se ubica el Marcus Wallenberg Hall (el Museo Scania), donde se exhiben varios ejemplares de vehículos comerciales y militares de los primeros tiempos. La historia de la marca sueca fabricante de camiones, si bien hunde sus raíces en los años 1886 y 1891, se inicia oficialmente con el siglo XX, en el año 1900, con la fundación en Malmö, la ciudad más grande de la provincia del extremo sur de Suecia, Skåne, de la firma Maskinfabriksaktiebolaget Scania, destinada a fabricar bicicletas, que pronto comenzaría a producir automóviles y camiones.

Esas raíces anteriores a la fundación son, por un lado, la empresa Humber & Co, fabricante de bicicletas de Malmö fundado en 1886, que en 1900 diversifica su campo de acción hacia los automóviles y camiones creando Scania bajo la dirección de Gustaf Erikson, que entre 1901 y 1902 fabricó tres automóviles y un solo camión, de 1,5 toneladas, equipado con motor de 2 cilindros y 12 CV, y en 1903 sacó el primer lote de producción en serie: 5 unidades, que era una cifra muy buena para la época, lo que generó un éxito en ventas para la fábrica. Por el otro lado encontramos otra fábrica en Södertälje, inaugurada en 1891 por Philip Wersén y la familia Ekenbergs, destinada a producir vagones ferroviarios y bicicletas Humber: la Vagnfabriksaktiebolaget i Södertälje, que se abrevió Vabis, que enseguida comenzaría también a desarrollar y fabricar automóviles y camiones; por ejemplo, en 1897 diseñó el motor bicilíndrico Kamper.

En 1911, ambas compañías que entonces eran competencia, Scania y Vabis, deciden fusionarse con el fin de afrontar nuevos proyectos, saltar al mercado internacional y dar la batalla a la dura competencia, que cada vez era mayor en Europa. La empresa conjunta Scania-Vabis, bajo la dirección general de Alfred Noderman, inició una gran expansión dedicándose a producir coches, camiones y ómnibus. Del taller salió enseguida para su puesta en servicio el primer ómnibus, de 24 plazas.

INTEGRADA JUNTO A VOLKSWAGEN Y MAN EN EL MISMO GRUPO INDUSTRIAL, SCANIA ES UNO DE LOS MÁS VETERANOS FABRICANTES DE VEHÍCULOS INDUSTRIALES.

En 1912, las oficinas centrales se trasladaron a Södertälje, donde se concentró el desarrollo de motores, coches y vehículos ligeros, siendo la producción de camiones, ómnibus y La centenaria trayectoria del fabricante sueco camiones scania 126 años de HISTORIA Un camión de Scania transportando maquinaria. Dcha., uno de Scania- Vabis con material de obras. La gama XT de 2017 para la construcción. A la dcha., la sede de Scania en Malmö, en 1901. Debajo, pruebas de impacto de la cabina LB110 en los 60. Enero 2018/OPM/47 otros vehículos basada en Malmö. El primer coche de bomberos salió ese año para el ayuntamiento de Norrköping equipado con 4 cilindros, motor de 60 hp y 40 km/h de velocidad. En 1913 comienzan las operaciones de ensamblaje en Dinamarca y Rusia.

El primer motor de gasolina para automóvil se fabricó en 1914. En 1915 producen el tipo III, un motor de 50 CV, 5 litros y 4 cilindros concebido específicamente para camiones (aunque en 1917, en que comenzó el ensamblaje en Noruega, empezó a montarse en coches de lujo). Ese 1915 Scania-Vabis entregó 151 vehículos: 76 coches y 74 camiones y un autobús. La exportación a Rusia y otros países representaba más del 30% de las ventas.

Al estallar la Primera Guerra Mundial las exportaciones se paralizaron, pero esa merma de ventas quedó compensada porque Suecia dejó se importar vehículos y Scania-Vabis consiguió grandes pedidos de las fuerzas armadas suecas. Durante la guerra experimentaron con motores de gas de alumbrado, instalando depósitos cilíndricos en el techo. Lógicamente, la guerra representó un gran auge, construyéndose camiones artillados, ambulancias, trenes de carretera de hasta 40 toneladas, motores de aviación, vagones ferroviarios autopropulsados con generadores, e incluso un camión con tracción y dirección a las cuatro ruedas.

En 1916 se fabricó el primer motor V8, impulsado con éter o alcohol, de 140 hp, o gasolina, de 115 hp. Nordeman tenía grandes planes para cuando terminara el conflicto mundial. Fuertemente influenciado por el asombroso éxito de Henry Ford en Estados Unidos, estaba convencido de que después de la contienda, Scania-Vabis conseguiría muchos pedidos y se convertiría en uno de los principales fabricantes de camiones de Europa. Los camiones, protagonistas Efectivamente, concluido el conflicto será a partir de 1919 cuando los camiones tomen un protagonismo creciente en la producción de Scania- Vabis, cuando la empresa tomó la decisión estratégica de enfocar su negocio a la producción de camiones (en 1920 aparece el primero con luces y arranque eléctricos), lo que provocó que de forma inmediata se dejaran de fabricar autobuses, coches de bomberos y otros vehículos especiales.

EN 1960 SE INTRODUJO EL TURBO EN LOS MOTORES PARA CAMIONES Y APARECIÓ EL MODELO LA82, 6X6, DE 5 T, BAUTIZADO «ANTEATER».

Sin embargo, la crisis de Europa después de la guerra y la puesta en venta como excedentes (a muy bajo precio) de vehículos militares y camiones llevó a Scania-Vabis a la quiebra y tuvo que ser liquidada en 1921, finalizando la producción de automóviles en 1925 y cerrando en 1927 la fábrica de Malmö. Tras el “crack” financiero de la compañía, Scania-Vabis renacerá de sus propias cenizas bajo la dirección de Gunnar Lindmark, cuando se tomó la decisión estratégica de especializar el negocio convirtiendo Scania-Vabis en fabricante exclusivo de camiones, buses y motores diésel, en conjunto con la empresa alemana Maguirus, demostrando su viabilidad con la presentación de una nueva gama de camiones equipados con motores de cuatro cilindros diseñados por el ingeniero August Nilsson.

El último coche privado salió de la factoría en 1929. Desde 1911 se habían construido un total de 735 coches, muchos de los cuales fueron limusinas de gran lujo. En 1932 empezaron a utilizar motores American Hesselman, un tipo de motor diésel pero con bujías, y salió al mercado el famoso autobús Bulldog, del que se destino una flota para la Malmö Tramway Co. En 1936 se dio a conocer el primer motor diésel con cámara de precombustión, manufacturado por la fábrica en colaboración con Maguirus.

El sistema modular de Scania-Vabis comenzó a desarrollarse a partir de 1939, aprovechando el desarrollo de un motor diésel, el Royal, que utilizaba componentes estandarizados, que inicialmente se destinó a vehículos militares, pues los planes de expansión se vieron interrumpidos nuevamente, esta vez por la Segunda Guerra Mundial, en la que todas las fábricas debían dedicarse a la industria militar, y que al término de la contienda se incorporó a los camiones para uso civil (construyeron motores y carburadores especiales para circular con gasolina, gas, alcohol de madera o mez- INTEGRADA JUNTO A VOLKSWAGEN Y MAN EN EL MISMO GRUPO INDUSTRIAL, SCANIA ES UNO DE LOS MÁS VETERANOS FABRICANTES DE VEHÍCULOS INDUSTRIALES. Cada operador decora su Scania acorde con sus gustos. Antiguos camiones de transporte y de bomberos.

Y una de las primeras unidades fabricados en Brasil y Argentina en el año 1982. HISTORIA 126 años de Scania clas de alcohol y gasolina; en 1942, en plena guerra, el 90% de los camiones suecos funcionaban con alcohol de madera, único combustible fácil de obtener en el país). Durante la guerra se produjeron bajo licencia tanques, ametralladoras de asalto, motores para los tanques que producía Volvo, y el transporte de tropas SKP de tracción 4X4. En 1944 se comenzó a fabricar el camión de la serie L10. Apenas terminó el conflicto bélico, reanudaron el trabajo de expansión que había quedado pendiente. En 1946 aparecieron los primeros camiones de cabina avanzada para poder aumentar la capacidad de carga, y los autobuses urbanos “sin morro” B31 y T31 (eléctricos con trolley), capaces de llevar hasta 60 pasajeros.

El fin de la guerra dejó unas fábricas con mayor capacidad productiva y mejor tecnología que las anteriores, y una Europa devastada que necesitaba ávidamente camiones para reconstruirse. El auge fue enorme.

La época de la exportación

En 1948, Scania-Vabis se convirtió en importador exclusivo de los vehículos Volkswagen para el mercado sueco, bajo la empresa Svenska Volkswagen, paso definitivo que abrió las puertas para que Scania llegara a la mayoría de países europeos y a Sudamérica.

Al año siguiente, en cooperación con la British Leyland, introdujo el motor diésel de inyección directa. La fábrica aseguraba que el motor podía circular más de 400000 km, es decir, 10 vueltas a la Tierra por el ecuador. Este año aparecen los primeros autobuses con entrada delante del eje anterior para aumentar la capacidad, y dos años después, en 1950, la producción se centra en Södertälje y se inaugura la planta de Sao Bernardo do Campo (Brasil), la primera fuera de Suecia. En estos años 50, Scania-Vabis comenzó a conformar una red de ventas y servicios en Europa.

En 1950 se empieza a construir el autobús pesado C50 Metropol (bajo licencia Mack) con motor trasero y 48 plazas; en 1951 presentan el motor diésel turboalimentado; en 1953 aparece la serie L51 de camiones, en producción hasta 1959, con motor de 100 CV, 4 cilindros y 6 t de carga; y en 1954 aparece la serie Regent (L71 de 2 ejes y LS71 de 3 ejes) de 150 CV, con frenos neumáticos, uno de los míticos de Scania.

EN 1996 SCANIA ENTRÓ A COTIZAR EN LAS BOLSAS DE NUEVA YORK Y ESTOCOLMO Y LANZÓ EL AUTOBÚS URBANO «OMNICITY».

En en 1955 cuando se lanza el bus C70 Capitol y llegan a Argentina los primeros camiones Scania-Vabis importados desde Suecia y los chasis para autobuses, que eran carrozados localmente. El éxito fue notable y solamente entre 1955 y comienzos de la década de los sesenta se importaron alrededor de 5000 vehículos. En 1957 se construye la fábrica de Brasil, y en 1958 aparece el primer camión europeo con carrocería montada de fábrica sobre silent-blocks, el L75, que estuvo en producción, con continuas mejoras, hasta 1980. En 1960, con presencia ya en 50 países, se introduce el turbo en los motores para camiones y aparece el modelo LA82, 6X6 de 5 toneladas, bautizado Anteater.

En la década de los sesenta Scania continuó creciendo como fabricante de camiones y autobuses con la puesta en marcha de la planta de Zwolle (Holanda), en 1964, y abriendo más plantas de producción en Suecia gracias a la adquisición, entre otras, de las compañías Be-Ge, de Oskarshamn (1966), un importante fabricante de cabinas desde 1946, y con Svenska Karosseri (1967), de Katrineholm, una planta de producción de ómnibus que se convierte en sede de Scania-Bussar.

La capacidad de producción pasa de 6000 camiones/año en 1960 a 11000 en 1966, año en que Scania desarrolla el bus urbano CR76, con motor transversal. En 1968 toda la producción pasa a denominarse Scania, sin el Vabis. La razón era comercial, pero la decisión se tomó a raíz de una demanda de Daimler-Benz porque el tradicional logotipo de Scania-Vabis inducía a confusión con la estrella que usaba Mercedes. En 1969 Scania presenta el camión más potente de Europa, dotado del motor V8 DS14, de 14 litros y 350 hp, y se produce la fusión con el fabricante sueco aeroespacial y de automóviles Saab, pasando a denominarse Saab-Scania.

En 1971 llega el CR111 “silent bus”, sucesor del CR76, y en 1972 el camión L140, con motor V8 de 14 litros y 350 hp de potencia. En 1974, se introduce en el mercado el nuevo modelo LT111 (6x4) con la designación de Serie 1. Le siguen la producción del SBA111 (4x4) y SBAT111 (6x6), en 1975. En 1976 se abre la fábrica de Tucumán (Argentina), y en 1977 recibe el primer Truck of the Year. Desde entonces, Scania cuenta en sus vitrinas con cuatro de estos galardones, obtenidos en 1989 (Serie 3), 1996 (Serie 4), 2005 (Serie R1) y 2010 (Serie R2). En 1978 se fabrica el primer chasis para autobús de larga distancia, el BR116. En 1982 se lanza, formando parte del “Programa Scania”, la Serie 2, integrada por los camiones T112 y R112, con dos versiones de cabina y diferentes opciones en motorizaciones y capacidad de carga, y los autobuses de la Serie K. Dos años después, Scania introduce en el mercado el primer autobús articulado, el CN112.

En 1984, atiende un pedido del ejército noruego de 13 camiones, que se amplió después, siendo entregados 1700 equipos entre 1986 y 1994. En 1987 se lanzó la Serie 3 de camiones, abanderada por el modelo R143, con motor V8 de 14 litros y 470 hp, que al año siguiente sería nombrado Camión Internacional de Año en Europa. Los autobuses K112 se agregaron al programa en 1988 y al año siguiente Scania produce el primer autobús propulsado por bioetanol para la compañía regional de transportes de Estocolmo.

EN 1949 SE FUNDÓ EN ESPAÑA LA FIRMA «AUTOTRADE » PARA VENDER LOS CAMIONES SCANIA. EN 1962 SE VENDIÓ EL PRIMER AUTOBÚS DE LA MARCA Y EN 1984 SCANIA FUNDÓ EN NUESTRO PAÍS SCANIA VEHÍCULOS, S.A., QUE PASÓ A SCANIA HISPANIA EN 1993.

El cambio de siglo En 1991 Scania celebra durante varios meses su primer centenario con la asistencia de 65000 invitados, y presenta el primer Streamline, con un motor eficiente que ahorra un 5% de combustible. Al año siguiente se inaugura la fábrica en Angers (Francia), y en 1994 se incorpora a la línea la versión Topline de los modelos T y R113. Cuando las marcas Saab- Scania se separan en 1995, el nombre de la división de camiones y autobuses cambia a Scania, que lanza al mercado la Serie 4, con una filosofía modular en la que se reduce el número de componentes y se incrementa la integración entre camiones, autobuses, vehículos industriales y motores marinos. Ese año se lanza la nueva caja de velocidades GRS900 y el diferencial R660, y se inaugura el centro de demostraciones en Södertälje, donde recibe a unos 10000 clientes anuales. Es en 1996 cuando Scania entra a cotizar en las Bolsas de Nueva York y Estocolmo y lanza el autobús urbano Omnicity.

Un año más tarde se produce la unidad 20000 y Scania alcanza un récord liderando el mercado de camiones pesados con el 42% de participación. Al mismo tiempo su planta obtiene la certificación ISO 9002, donde comienzan a producirse las cajas GR 900, GRS 900 y GR 801 y el diferencial R 780. La caja de velocidad nº 150000 se produce en septiembre de 1998, año en que los motores industriales Scania de 12 litros equipan a los dúmperes articulados de la marca Moxy. En el mítico año 2000 se produjo, gracias a la unión de 11 fábricas de 5 países, el camión número 1 millón, en la planta de Holanda.

La unidad fue donada a la Cruz Roja Internacional. Ese año sale al mercado el motor V8 de 16 litros con una potencia de 580 hp. En 2004, lanza la serie de camiones PRT y es el primer fabricante de camiones con motores que cumplen la normativa mediambiental Euro EN 1996 SCANIA ENTRÓ A COTIZAR EN LAS BOLSAS DE NUEVA YORK Y ESTOCOLMO Y LANZÓ EL AUTOBÚS URBANO «OMNICITY». Izda., autobús y camión de los años sesenta y setenta. Debajo, una bañera de la serie XT de camiones Scania para la construcción. Scania “tuneado” para la promoción de películas. HISTORIA 126 años de Scania 4 de la UE.

En el 2005 factura el modelo de camión R620 con el motor más potente de su gama, que alcanza los 620 hp de potencia. En 2006 decide concentrar la fabricación de ejes y cajas de cambios en Södertälje. Scania presenta en 2007 el bus del futuro, un híbrido de suelo bajo y tamaño normal alimentado con etanol que reduce las emisiones de dióxido de carbono en un 90%. Al tiempo incrementa su presencia en el mercado de autobuses interurbanos y turísticos con la aparición del modelo OmniExpress. Ese año celebra el medio siglo de la apertura de la factoría de Brasil, en la que se han producido 180000 vehículos, y lanza la Serie G de camiones, un paso intermedio en términos de capacidad de cabina y potencia del motor entre la Serie P y la Serie R, que aparecerá en 2009, año en que se celebra el 40º aniversario de los motores V8 con el lanzamiento de una serie especial de la gama R denominada The Dark Diamond. En 2010, las competiciones de conductores de camiones Scania atrajeron a 100000 competidores, convirtiéndolas en el principal evento de entrenamiento de conductores del mundo. Al tiempo se fabrica el nuevo camión R730, dotado de un motor V8 de 730 hp, y se estrena la fábrica de San Petersburgo.

En 2011 celebra el centenario de su primer autobús, de los que se han fabricado 170000, y se produce la alianza de Scania con FM Coempar para el mercado cubano. Con la intención de optimizar la potencia y disminuir el consumo, en 2013 lanza nuevos modelos de camiones Streamline, y en 2014 motores eficientes que cumplen la Euro 6 para autobuses y camiones. En 2015 lanza una gama completa de camiones Euro 6 con motores compatibles con todos los combustibles del mercado, incluyendo gas natural, líquido o comprimido, biogás, bioetanol y biodiésel. También saca al mercado su nueva herramienta de optimización de flotas, para reducir emisiones y costes operativos, y al tiempo presenta sus camiones híbridos, cuya producción seguirá en 2016, año en que lanza la espectacular Next Generation de camiones de larga distancia, cuya secuela inmediata ha sido el lanzamiento este año 2017 de la serie XT destinada al trabajo en las obras públicas y la construcción.

La niña bonita
Merece la pena volver sobre nuestros pasos para contemplar la lucha de otras compañías por hacerse con Scania, que comenzó en 1999, cuando tras vender Volvo Cars, su división de coches, a Ford Motor el grupo AB Volvo decide destinar la recaudación a la toma de poder en su competidor. Para ello negocia con el que en esos momentos era el mayor accionista de Scania, Investor –la familia Wallenberg–, la compra del 49,3% del capital, lo que hubiera creado el segundo grupo fabricante de camiones pesados en el mundo, justo detrás de DaimlerChrysler. Las autoridades europeas de la competencia abortan la operación argumentando que se hubiese creado un monopolio de camiones pesados en los mercados nórdicos, pero en septiembre de 2006 es el fabricante de camiones germano Man quien, con la finalidad de adquirir Scania, lanza una OPA sobre la compañía por un valor de 10300 millones de euros, que le otorgan unos derechos de voto del 17,01 por ciento.

Finalmente, en julio de 2008, Volkswagen se convirtió en el primer accionista de Scania al hacerse con un 68,6% de los derechos a voto y el 37,73% de los derechos de capital. La transacción fue aprobada por los organismos regulatorios, por lo que Scania AB se convirtió en la novena marca en pertenecer al Grupo Volkswagen, que también tiene un 29,9% de los derechos de voto en Man, adquiridos en el 2007. Añadiremos que Volvo posee el 36,4% y Man el 17 por ciento.

Scania en España La presencia del fabricante sueco en nuestro país se remonta a mediados del siglo XX, cuando en 1949 se funda en España la firma Autotrade para la venta y comercialización de los camiones Scania. En 1962 se vendió el primer autobús y, desde 1984, Scania pasó a controlar directamente las ventas fundando la compañía Scania Vehículos, S.A., que pasó a denominarse Scania Hispania en 1993.

© OP MACHINERY.


Revista Técnica de Maquinaria de Obras públicas, Construcción y Minería, es una publicación de Prima Ediciones S.C. C/Orense, 8 – 1º Oficinas. 28020 Madrid (España)


mascota
contacto inicio

Dirección y redacción:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ventas y publicidad:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Administración y suscripciones
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si quiere recibir el Newsletter de OP Machinery, complete este breve formulario:

Newsletter