Hidromek Emsa Case
CaseRenting Huppenkothen Finanzauto

La marca Kobelco entra en acción.

Excavadora Kobelco SK260NLC-10E, de 27,2 toneladas El grupo Aurteneche entrega la primera unidad a la empresa J. Ramón Anasagasti en el vertedero de Burgoabaso, en Bermeo (Vizcaya).

Marisa Fraile

El pasado mes de agosto, Aurteneche Maquinaria, importador para España de la marca japonesa Kobelco, entregó la primera excavadora hidráulica SK260NLC- 10E a la firma J. Ramón Anasagasti, S.L., propietaria del vertedero de residuos inertes de Burgoabaso, en Bermeo (Vizcaya), donde la unidad ya está trabajando a plena satisfacción en labores de clasificación/valorización de residuos mediante una cuchara machacadora, asistida hidráulicamente. De ello fue testigo OP MACHINERY en exclusiva, invitada a comparecer en el vertedero por su propietario Juan Ramón Anasagasti, administrador único de la empresa que lleva su nombre, que se dedica principalmente al transporte de residuos inertes o inertizados, al transporte de materiales y a la recogida de escombros con contenedores, teniendo en plantilla siete personas, de las que tres trabajan en el vertedero.

A Juan Ramón Anasagasti le acompañaban Amando Astorga, gerente de Esla Ballonti, Excavaciones y Obras, S.A., y presidente de la Asociación Vizcaína de Excavadores (Bizkaiko Induskari Elkartea); Andoni Pascual, secretario de la Asociación Vizcaína de Excavadores; Jesús Aurteneche, CEO del grupo Aurteneche; Iñaki Redondo, director comercial del grupo Aurteneche; Rubén Gómez, responsable de márquetin del grupo Aurteneche; Daniel Rodríguez, responsable de servicio Kobelco en Aurteneche; y Jon Legarreta, director comercial de Laimbadi Maquinaria y Recambios, colaborador del grupo Aurteneche.

Anasagasti se mostró orgulloso tanto de la excavadora recién adquirida como del vertedero que lleva gestionando más de dos décadas, considerado un ejemplo a seguir en el mundo del reciclaje. Al respecto, afirmó: “Un vertedero no tiene porque ser una escombrera, los vertederos se deberían poder visitar, yo lo estoy rehabilitando con vegetación y árboles autóctonos para que el día de mañana, cuando termine su vida útil, pueda ser un agradable lugar de paseo”. El vertedero de Burgoabaso está situado en un rincón privilegiado de la costa vasca, frente al islote Gaztelugatxe, de Bermeo, en el que se haya una ermita del siglo X, advocación de San Juan Bautista, lugar de culto para los marineros antes de adentrarse en las procelosas aguas para emprender sus viajes y aventuras, y también para los seguidores de la saga Juego de Tronos, pues allí se grabaron algunas escenas de la famosa serie.

El vertedero de Burgoabaso

Pionero en la puesta en práctica de la “economía circular”, Anasagasti confesó que “el vertedero no tiene porqué ser el punto final del residuo de obra, todo lo contrario, la mayoría del material se puede volver a reutilizar para la construcción, así reduciremos las emisiones de CO2 a la atmosfera, si reutilizamos los materiales”. Con esta conciencia medioambiental, Anasagasti creó en 1998 el vertedero de Burgoabaso para residuos inertes. Así explica su puesta en marcha: “En Bermeo hubo otro vertedero que gestionaba la Diputación, pero se cerró, y para cubrir las necesidades de recogida de residuos inertes del municipio, nosotros presentamos un proyecto, que fue aprobado”. Respecto a los apoyos oficiales recibidos para llevar a cabo esta delicada labor, afirmó, categórico: “Nunca hemos pedido nada a la Administración”. Sin embargo, considera que por el tipo de trabajo que realizan, tan favorable para el medio ambiente, deberían algunos entes oficiales considerar la prestación de ayudas. De hecho, el 95% del escombro que reciben en el vertedero se clasifica, se recicla y se vuelve a utilizar en la construcción, solo un 5% no es reutilizable, pero se emplea como primera capa para la reforestación de la zona, cubriendo este resto inerte con tierra para plantar especies de la zona. Además, continuamente la compañía está renovando el parque de maquinaria con equipos cada vez más eficientes y menos contaminantes por su bajo consumo. Precisamente, la reducción de las emisiones de CO2 a la atmosfera es una de las razones fundamentales por la que han adquirido la Kobelco SK260NLC-10E.

Transporte de inertes

En el vertedero se recepciona todo el material recogido (hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos; madera, hierro y acero; tierra y piedras; materiales de aislamiento; residuos mezclados de construcción y demolición; papel y cartón y residuos voluminosos), se clasifica y selecciona para posteriormente almacenarlo. Tras una posterior selección, más exhaustiva, en la que el metal se separa de la piedra, el material se criba, se tritura y se vuelve a utilizar para diferentes fines en construcción. Señaló Anasagasti un problema que habrá de resolverse tarde o temprano, el de reciclar in situ. “Hemos tenido reuniones con el departamento de medio ambiente del Gobierno Vasco con el fin de concienciar a la gente de que los materiales inertes se deberían clasificar en el punto de recogida, no en el vertedero, porque si se hiciese en la propia obra se abaratarían los costes. Hasta tal punto esto es así que, cuando recibimos un contenedor con un solo material, premiamos con el precio”.

En cuanto al modo de recogida de los residuos, esta se hace en un circuito preestablecido, en la zona de Bakio-Bermeo- Munguía-Guernica, “en obras seleccionadas”, según Anasagasti, “y nunca fuera de este territorio”, lo cual les garantiza trabajar con materiales conocidos y no contaminantes. Esta es razón suficiente para que, a pesar de haber tenido propuestas para trabajar fuera del País Vasco, no lo hayan considerado porque perderían el control de la calidad del escombro que se recibiera.

El vertedero de Burgoabaso transforma y vuelve a vender residuo de obras y para obras; por ello, cuando en un contenedor reciben plástico o madera lo envían a otros vertederos de la zona, especializados en el reciclaje de estos productos.

En Burgoabaso reciben anualmente alrededor de 20000 toneladas de residuos de obra, consiguiendo reciclar el 90% del hormigón que entra. Aunque desde el año 2008 el sector de la construcción ha estado en crisis, en el vertedero no han tenido un año diferente o significativo, ni al alza ni a la baja, señaló el propietario de la empresa.

La unidad Kobelco en Burgoabaso

La relación entre las casas Anasagasti y Aurteneche comenzó hace muchos años, al principio con las máquinas de segunda mano, negocio que también está en la cartera de actividad de Aurteneche; luego con Yanmar, primera marca de miniexcavadoras que importó la compañía, y, actualmente, además con Kobelco, marca que distribuye desde hace un año. Juan Ramón Anasagasti argumentó las razones por las que se decantó por la máquina Kobelco para su vertedero: “Primero, por la buena relación que mantengo desde hace muchos años con Jesús Aurteneche, importador para España de Kobelco y Yanmar, y también por las características en defensa de la ecología que presenta la máquina”.

Según el distribuidor, Aurteneche Maquinaria, la excavadora Kobelco SK260NLC-10E, de 27,2 toneladas de peso y cuchara de 1,2 m3, tiene un motor bajo en emisiones con doble sistema de purificación de gases Adblue y filtro de partículas de última generación. El motor, un diésel de inyección directa con intercooler, de 4 cilindros y 5123 cm3, es de nivel Euro V, configurado por el fabricante Hino-Toyota para desarrollar una potencia de 138 kW a 2100 rpm (ISO14396); su par máximo es de 660 Nm. El consumo medio de la máquina es muy bajo, 12 litros/ hora, en modo estándar, debido a la eficiencia conseguida por medio del ensamblaje del motor y el sistema hidráulico. La capacidad del depósito es de 403 litros.

J. RAMÓN ANASAGASTI ESTÁ RENOVANDO EL PARQUE DE MAQUINARIA CON EQUIPOS CADA VEZ MÁS EFICIENTES Y MENOS CONTAMINANTES POR SU BAJO CONSUMO.

La exclusiva hidráulica de Kobelco consigue máximos rendimientos con un mínimo consumo gracias al aprovechamiento de las inercias en los retornos. Además, el sistema de monitorización KOMEXS, exclusivo de Kobelco, controla el trabajo de la máquina, la temperatura de los fluidos, los consumos y otros datos relevantes para el eficiente trabajo del equipo.

Amando Astorga, de Esla Ballonti y presidente de la Asociación Vizcaína de Excavadores; Daniel Rodríguez, de Kobelco; Rubén Gómez, de Aurteneche; Juan Ramón Anasagasti, de J. Ramón Anasagasti; e Iñaki Redondo, de Aurteneche

© OP MACHINERY.


Revista Técnica de Maquinaria de Obras públicas, Construcción y Minería, es una publicación de Prima Ediciones S.C. C/Orense, 8 – 1º Oficinas. 28020 Madrid (España)


mascota
contacto inicio

Dirección y redacción:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ventas y publicidad:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Administración y suscripciones
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si quiere recibir el Newsletter de OP Machinery, complete este breve formulario:

Newsletter