Smopyc Finanzauto Hidromek Emsa
Arden Gam Doosan

Triste adiós al fundador y presidente de Merlo.

Amilcare MerloAmilcare Merlo.

Amilcare Merlo, fundador y presidente de la compañía italiana que lleva su apellido, la histórica empresa de manipuladoras telescópicas Merlo, de San Defendente di Cervasca, en la región de Cuneo, falleció el pasado 9 de noviembre, a la edad de 87 años, a falta de dos semanas para cumplir los 88. Había nacido en 1934. En señal de luto, la fábrica de Cervasca, cuyos empleados adoraban a su jefe y quedaron muy afectados por la noticia, paralizó su actividad hasta el lunes 14 de noviembre, tanto por el luto debido como para servir de capilla ardiente, instalada en el Centro de Investigación y Formación, por la que pasó a darle su último adiós los empleados y todas las personas que quisieron rendir su homenaje al conocido empresario, como ya sucedió en octubre del año pasado con su hermana Natalina. El funeral de su despedida tuvo lugar el viernes 11 a primera hora de la tarde en la catedral de Cuneo, día que las autoridades locales y regionales proclamaron de luto ciudadano en Cervasca y Cuneo, donde le despidieron su esposa Denise, sus cinco hijos, Andrea, Cristina, Marco, Silvia y Paolo, y sus nietos. Hasta la página web de la compañía se tiñó de negro durante esos días con una simple inscripción blanca sobre fondo negro: «Amilcare Merlo 1934- 2022». Los representantes de «OP Machinery » le teníamos un especial afecto porque siempre nos distinguió con su trato gentil y nos confió sus infinitos conocimientos. No en vano era un caballero, y por partida doble: «Cavaliere del Lavoro » de la República Italiana y «Chevalier de la Légion d’Honneur» francesa. Desde estas páginas nos unimos al dolor de la familia y los trabajadores y le dedicamos este recuerdo a nuestro admirado Amilcare Merlo.

Amilcare Merlo era un hombre inteligente, un visionario anticipado a su tiempo y un verdadero ingeniero con la vista puesta siempre en la tecnología y capaz de proponer anticipadamente ideas futuristas. Como empresario colaboró activamente en el desarrollo técnico de la empresa, apasionando a sus colaboradores y haciendo que se sintieran parte activa de un proyecto en continuo crecimiento. Era muy querido en su casa, en su empresa y en su tierra, en la que estaba fuertemente arraigado. En el Piamonte le lloran desconsoladamente.

Con sus excepcionales capacidades técnicas, Amilcare Merlo ideó y dirigido el desarrollo de numerosos proyectos innovadores en el ámbito de la mecánica y fomentó el espíritu empresarial gracias al cual logró impulsar su empresa al liderazgo a nivel mundial en su sector. Desde los años ochenta registró patentes para la compañía, entre las que cabe destacar sus aportaciones personales, como el dúmper Merlo (1966), el famoso SM30 que desde siempre se ha llamado Il Merlo, la plataforma giratoria Roto y otras innovaciones más recientes, como el primer modelo de telescópico híbrido y la tecnología de producción modular. Siempre destacó por su capacidad de proyectar a la compañía en los mercados internacionales inventando nuevas máquinas y soluciones.

AMILCARE MERLO Y SU HERMANA NATALINA TOMARON LAS RIENDAS DEL NEGOCIO METALÚRGICO DE SU PADRE EN EL AÑO 1964.

Por ello, el 24 de noviembre de 2020, día de su 86 cumpleaños, Amilcare Merlo fue nombrado Doctor Honoris Causa en Ingeniería Mecánica por la Universidad Politécnica de Turín. Las autoridades académicas del corazón industrial de Italia le concedieron este prestigioso reconocimiento, es decir la licenciatura ad honorem reservada a personajes distinguidos por su especial contribución al desarrollo de la tecnología, “por las excepcionales habilidades técnicas con las que ha guiado el desarrollo de numerosos proyectos innovadores en el campo de la mecánica y por el espíritu emprendedor que le llevó a fundar y dirigir una empresa internacional con relevante impacto económico y social en el territorio en el que mantiene sus raíces”.

El día del nombramiento, Amilcare Merlo estaba emocionado y estas fueron sus palabras: “Este reconocimiento representa la verdadera fotografía de lo que ha sido toda mi vida, un desafío constante. Siempre he buscado y he tenido referencias muy claras, que fueron la innovación, la curiosidad por el funcionamiento del mundo para ver lo que aún no se había construido y pensar cómo se podría imaginar un nuevo producto, y la tenacidad para sacar adelante una idea”.

Pocas y relevantes personalidades han obtenido este doctorado a lo largo de la historia, entre ellas Giovanni Agnelli, fundador de Fiat; Sergio Marchionne, CEO de Fiat y de Ferrari; y el diseñador de automóviles Giorgetto Giugiaro.

Además del Laurea magistrale ad honorem en Ingeniería Mecánica, en 2020, y el galardón honorífico de Cavaliere del Lavoro, orden del mérito al trabajo que se le concedió en 2002, Merlo obtuvo numerosos reconocimientos dentro y fuera de su país, como ser nombrado Caballero y Oficial al Mérito Agrícola de la República Francesa, en 2002, o recibir en 2009 la medalla de la Légion d’Honneur francesa. En 1012 y 2019 recibió sendos premios a la excelencia como Emprendedor del Año; en 2013, el premio Genio de la Mecánica; en 2014, socio de honor de la Academia de Agricultura de Turín; en 2019, el premio Hombre de Mundo; y en 2015, el Ayuntamiento de Cuneo le otorgó, junto a su hermana Natalina, la ciudadanía de honor.

AMILCARE MERLO IDEÓ Y DIRIGIDO EL DESARROLLO DE NUMEROSOS PROYECTOS INNOVADORES EN EL ÁMBITO DE LA MECÁNICA.

Merlo, una historia de triunfos

Los hermanos Amilcare y Natalina Merlo tomaron las riendas del negocio en el año 1964 (ella murió en octubre del año pasado; había nacido en 1929 y era cinco años mayor que él), modificando el taller siderúrgico que su padre, Amilcare Giuseppe Merlo, había montado en 1911 en el centro histórico de la localidad de Cuneo, en el Piamonte italiano, para fabricar portones, farolas y baptisterios de iglesia. Ellos ampliaron el negocio y la empresa pasó a fabricar silos, tamices, piezas de máquinas y estructuras metálicas para la industria cementera.

Amilcare, que había comenzado con 14 años a trabajar en el taller de forja, poco después de concluida la II Guerra Mundial, tras estrenarse una nueva zona de producción en Cuneo, en 1953, tuvo la genial idea que habría de llevarle a ser uno de los grandes fabricantes del sector de la elevación: la necesidad de producir equipos telescópicos y de manutención para manejar las cargas pesadas que debían instalar a sus propios clientes.

Así nació, en 1964, lo que luego sería Merlo Spa, transfiriendo ambos hermanos el negocio a la actual sede de San Defendente di Cervasca, donde compraron un terreno de 40000 m2 y con ello refundaron la compañía. Dos años después, en 1966, en esta moderna planta empezó la producción para el mercado de la construcción de sus primeros dúmperes y camiones hormigonera todoterreno. Por entonces, ya empleaban a 80 trabajadores. Los primeros resultados comerciales confirmaron el valor del diseño y la fabricación de los DM y DBM: la combinación de innovación y tecnología permitió ofrecer productos de vanguardia. La adopción en ambos modelos de un innovador acoplamiento giratorio creado por Amilcare marcó el comienzo de un largo camino de investigación y desarrollo tecnológico que continúa hoy en día.

Un negocio familiar
En 1970 llegaría su primera carretilla elevadora CEM, con 4 ruedas directrices; en el 74, la primera grúa para obras con brazo telescópico; en 1981, el primer manipulador telescópico SM; en 1985, el chasis todoterreno Rambo; en 1987, el primer manipulador telescópico del mundo con motor lateral: Panoramic; en 1991, el primer manipulador del mundo con torreta giratoria: Roto; en 1996, el Turbofarmer, primer telescópico homologado en Europa como tractor agrícola; en 1998, los manipuladores telescópicos súper compactos P20.6; en 2000, el primer tractor agrícola con brazo telescópico Multifarmer; en 2001, el MM, primer porta-accesorios forestal; en 2010, el primer manipulador telescópico híbrido diésel/eléctrico; en 2012, un nuevo concepto de manipulador telescópico modular; en 2013 recibió tres importantes premios en la feria Agritechnica, de Hannover; en 2015, los Turbofarmer fueron elegidos como máquinas del año en la feria Sima de París; en 2018 se presentó en Intermat la nueva gama de manipuladores telescópicos para el sector de la construcción; en 2019 presentó en Sima su nuevo joystick; y en la feria Bauma de 2022 ha presentado sus equipos de cero emisiones de gases de efecto invernadero para el sector de la construcción, que anticipan el futuro en términos de digitalización e impacto medioambiental.

LE RECORDAREMOS POR SER UN PIONERO QUE CON SU IMPRONTA Y BUEN HACER MARCÓ CON SELLO INDELEBLE EL DEVENIR DEL SECTOR DE LA ELEVACIÓN.

Merlo fue también miembro de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio, Industria, Artesanía y Agricultura de Cuneo y de Confindustria, la patronal. Su nombre está vinculado a las infraestructuras de la zona y al desarrollo del aeropuerto de Cuneo-Levaldigi, gran obra que ayudó a levantar y en cuyo papel estratégico siempre creyó firmemente.

Uno de los grandes fabricantes
Amilcare Merlo levantó un negocio familiar que hoy es centenario y que impulsó para alcanzar, en poco más de 60 años, las máximas cotas de excelencia, llegando a ser uno de los grandes fabricantes mundiales del sector de la elevación, con una fábrica de 300000 m2, 1400 empleados, 6 filiales en todo el mundo (Francia, Alemania, Inglaterra, España, Polonia y Australia) y un volumen de negocio que supera los 500 millones de euros, lo que lo sitúa en el puesto 48 de la Yellow Table, la Lista Amarilla, el ránking anual de los 50 principales fabricantes de equipos de construcción del mundo por cifras de ventas, elaborada por International Construction.

Merlo produce hoy maquinaria para la industria, la construcción y edificación, la agricultura, forestal y espacios verdes, las canteras y minas, la industria militar y las municipalidades, etc.

En OP MACHINERY siempre le recordaremos, elegante y atildado, afable y de mirada inquisidora, por ser un pionero que con su impronta y buen hacer industrial marcó con sello indeleble el devenir del sector de la elevación en Europa y en el mundo. Descanse en paz.

© OP MACHINERY.


Revista Técnica de Maquinaria de Obras públicas, Construcción y Minería, es una publicación de Prima Ediciones S.C. C/Orense, 8 – 1º Oficinas. 28020 Madrid (España)


mascota
contacto inicio

Dirección y redacción:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ventas y publicidad:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Administración y suscripciones
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si quiere recibir el Newsletter de OP Machinery, complete este breve formulario:

Newsletter