Hidromek Euroauction Emsa
Huppenkothen Doosan Finanzauto

Fuerte presencia de Ubaristi Maroc en el reino alauí

Manipuladoras telescópicas Manitou

A la conquista de Marruecos

En el año 711, el líder árabe Muza, que controlaba bajo el imperio de los Omeya el norte de África, ante la decadencia del reino que los visigodos habían implantado en España durante el siglo VI, inició desde Tánger la conquista de la península Ibérica, entonces bajo la regencia del último rey visigodo Don Rodrigo. Tras cruzar el estrecho de Gibraltar, las tropas de Don Julián, caudillo godo de Ceuta que había pedido ayuda a las tribus de Gomara para enfrentarse a Don Rodrigo, derrotaron a este en la batalla de Guadalete. Antes de finalizar el año, Muza y sus miles de guerreros habían conquistado Toledo, la capital visigoda, y un año más tarde los principales enclaves hispanos caían en manos musulmanas. Trece siglos después, la historia se repite a la contra, salvando las distancias temporales, bélicas y dimensionales, y son las empresas españolas las que cruzan el estrecho para conquistar pacíficamente Tánger, ciudad abierta y multicultural que ha duplicado su población en el último lustro, hasta rondar los dos millones de habitantes, y se ha convertido en un enclave económico que crece a un ritmo del 20% anual impulsando la economía del reino alauí hacia el futuro. En este bello territorio, destino exótico durante siglos, tierra del gran explorador y geógrafo Ibn Battuta, contemporáneo de Marco Polo y tan importante en sus descubrimientos como el veneciano, una de las empresas de nuestro sector que ha asentado hace unos años su negocio de venta, distribución y alquiler de maquinaria nueva y usada ha sido el distribuidor Ubaristi Maroc, filial de Ubaristi, el importador para España de las grandes marcas Kubota y Thwaites, entre otras. «OP Machinery» ha sido testigo en Tánger de esta importante conquista española de Marruecos.

Un ejército de máquinas nuevas y usadas, comandadas por el distribuidor donostiarra Ubaristi, inició de forma pacífica hace poco más de un lustro la conquista de Tánger como primer paso para extender sus dominios de distribución de maquinaria por el país norteafricano. En tan poco tiempo Marruecos ha caído bajo el influjo de estos valientes. Claro, que decir que Ubaristi es una empresa valiente es decir una obviedad, pero que conviene remarcar porque siendo en nuestro país un distribuidor importante, si bien modesto, arriesgó en plena crisis apostando fuerte por el país vecino, convencidos sus regidores de las bondades de futuro del mercado marroquí. “Es un mercado que poco a poco se va desarrollando. Nuestra idea inicial fue vender equipos usados, pero estamos vendiendo también nuevos y maquinaria ligera”, afirmó Juan Bautista Ubarretxena, administrador único de Ubaristi Maroc.

Han padecido en este devenir muchos quebraderos de cabeza e invertido presupuestos importantes en el proyecto, pero no se equivocaron. En 2012, la filial inició la venta y alquiler de maquinaria y tras los primeros años de lucha y perdiendo dinero en un mercado complejo y distante de los métodos de venta y las fórmulas administrativas utilizadas en el viejo continente (Marruecos ha avanzado en la adaptación de su legislación económica a la que rige en el mundo desarrollado, pero aun queda por hacer), fue remontando hasta ver la luz con un crecimiento anual estos dos últimos ejercicios del 25%, a pesar de la dura competencia de grandes alquiladores presentes en la zona, como GAM y Loxam.

Los bravos dirigentes rifeños de Ubaristi Maroc, gracias al amparo de la matriz vasca a la que pertenece: Tximela Enpresa Taldea, S.L., grupo empresarial de la familia Ubarretxena compuesto por las compañías Tximela, S.A., Tximela Bergara, S.A., Ubaristi, S.A. y Astikar, S.A., ha conseguido en seis años afianzar en todo Marruecos el crédito que desde hace más de tres décadas goza la marca distribuidora en España, una imagen que para los clientes de todos los rincones del país magrebí es de confianza, seriedad y compromiso, pues Ubaristi Maroc es considerada sinónimo de proveedor de maquinaria competente, dinámico y eficaz. La prueba palpable es el aumento paulatino de la facturación, que en el ejercicio de 2017 alcanzó 1,1 millones de euros.

La filial Ubaristi Maroc, SARL, aparte del administrador único Juan Bautista Ubarretxena, cuenta con once personas en plantilla que configuran un competente equipo de profesionales para atender todos los requerimientos de sus clientes: a la cabeza del mismo se halla el director general Najib Taouni el Kaddouri; la dirección comercial está a cargo de Abderrahim el Mouflih; de la gestión de compras y alquileres es responsable Dris el Barrouk; el servicio técnico lo gestiona Mohamed Ouhalli con tres mecánicos expertos bajo su supervisión: Zakaria el Habouba, Ismael Bouden y Marouan Faraji; y la administración de la compañía corre a cargo de Inas Azirar Chemlal.

En el corazón de Tánger
La compañía tiene a disposición unas instalaciones modélicas en su configuración y prácticas por su enclave: a pie de la autopista Tánger-Rabat y a un kilómetro del aeropuerto Ibn Battuta, ubicadas en un lugar privilegiado a la entrada del polígono industrial de Gzenaya (Tánger), que cuenta con 800 empresas, entre ellas el distribuidor de Caterpillar, y unos 70000 empleados que necesitan ser transportados en turnos escalonados para evitar el colapso de las vías del entorno (resulta curioso ver circular en fila india los millares de furgonetas blancas que trasladan a estos trabajadores desde el casco urbano de Tánger hasta sus empresas, y viceversa).

En las instalaciones se invirtió en 2012, año de su fundación (en mayo, si bien Ubaristi llevaba ya un año antes en la capital), un millón de euros, más otro millón en adquisición de maquinaria. Tienen una extensión de 2800 m2 distribuidos en unas oficinas de 200 m2, una campa de 1600 m2 y una nave de 1000 m2, en la que se encuentran el taller de reparación, una estación de pintura, otra de lavado y el almacén de piezas de repuesto. La nave tiene doble acceso, muelle de carga y descarga de camiones, instalación de reciclaje de aceites y está dotada de una grúa puente de cinco toneladas de la marca Ausió.

Su actividad se centra en la venta y alquiler de maquinaria nueva y usada, concretamente las mini y midiexcavadoras hidráulicas de la marca número uno en el mundo, Kubota; los dúmperes de obra Thwaites, las grúas torre Jaso, los mandos inalámbricos de radiocontrol Autec, que tiene una gama de 15 modelos diferentes de mandos a distancia para grúas, grúas sobre camión, etc.; los remolques franceses Gourdon, los generadores Denyo y las casetas de obra Containex, que se acaba de incorporar esta año al catálogo de productos.

Además de otras marcas que, conociendo la esencia de empresa competente, servicial y cumplidora del distribuidor español Ubaristi, han puesto en manos de su filial sus equipos usados para exportar al mercado marroquí, como es el caso de los compactadores Bomag del distribuidor español Maquinter. La gama de alquiler y venta de usados la completan equipos de distintas marcas (Manitou, JCB, Hamm, etc.), como plataformas aéreas de trabajo, transportadores de orugas, minicargadoras, manipuladoras telescópicas, carretillas elevadoras, maquinaria para hormigón, grupos electrógenos y motosoldadoras, compresores y accesorios, bombas de achique, compactadores ligeros y pesados y también máquina herramienta.

Como iconos principales, según confirmaron sus gestores, comenzaron vendiendo las grúas usadas Jaso. “En 2012 y 2013, Jaso fue la actividad motora de Ubaristi Maroc”, afirmó el director general, Najib Taouni. Enseguida entraron en juego arrasando las máquinas de segunda mano Kubota, y hace dos años los dúmperes usados Thwaites, “muy apreciados por su calidad; los usados se cotizan muy bien y los nuevos van destinados al alquiler”, según Taouni, quien añadió que “la mentalidad marroquí, aunque estamos intentado cambiarla, es de usado. Compramos los equipos nuevos solo para alquilarlos”.

De ese millón cien mil euros facturados en 2017, un 20% corresponde a los usados de la marca británica de dúmperes de obra. El montante más grueso se lo lleva las miniexcavadoras usadas Kubota, que escasean en las instalaciones porque “las vendemos todas; nos las quitan de las manos”, dijo Ubarretxena.

También un 15% de esta cifra corresponde a la venta de recambios. “Aquí solo vendemos repuestos originales”, afirmó Taouni, quien respecto al mercado interior dejó claro su parecer: “La mentalidad marroquí es distinta a la española y estamos luchando por cambiarla. El empresario marroquí es diferente al español, es otra cultura. Por ejemplo, estamos resistiendo aferrados a una política de no bajar precios, una estrategia diferente a la de los grandes alquiladores. Tenemos nuestros precios y nunca entramos en el juego de pujar por los equipos para bajar los precios”.

Juan Bautista Ubarretxena añadió a propósito: “En Ubaristi Maroc somos serios, una empresa de confianza y cumplidora con sus compromisos y con sus clientes, dando buen servicio y marcas de primera línea. Es lo que llevamos haciendo más de tres décadas en España”.

Nos gusta el trato directo con el cliente –apostilló Taouni–, y con los proveedores tenemos una excelente relación, pues pagamos escrupulosamente a 30 días. Precisamente ese es el problema con los clientes de envergadura, que pagan a ocho meses o más y los volúmenes grandes que exigen no podemos soportarlos con pagos a tan largo plazo”.

Finalmente, Najib Taouni señaló las bondades de la página web de Ubaristi Maroc (www.ubaristi.ma) para facilitar la consulta a los clientes. “Está siempre actualizada con los últimos productos disponibles en la compañía por tipo de máquina. Además de las cuatro marcas principales, indicamos en español y francés el estado real de cada equipo usado, con el número de horas y otros parámetros. También figura la maquinaria nueva, pero solo la que tenemos en stock, es decir, la disponible de inmediato”.


Grandes inversiones en Marruecos

EL Gobierno marroquí, en su Plan de Aceleración Industrial 2014- 2020, estableció dos objetivos: generar más empleo en el sector secundario y terciario e impulsar la contribución de la industria al incremento del PIB nacional (Marruecos sigue siendo eminentemente agrícola, con el 40% de la población empleada en este sector). Para ello, está invirtiendo infinidad de recursos y tan solo en el año 2016 la inversión pública creció un 17,7% y la privada un 3,1%, respecto a 2015, hasta superar los 3000 millones de euros. En 2017 fue aun mayor y creciendo para 2018. Con ello, se ha impulsado la construcción de autopistas, un tren de alta velocidad de 340 km entre Tánger y Casablanca, cuatro zonas francas nuevas e innumerables polígonos industriales en el triángulo Tánger-Castillejos-Tetuán; también la ampliación del aeropuerto actual, que duplicará su actividad en vuelos y pasajeros, parques tecnológicos y el gigantesco puerto Tánger Med, ubicado en Alcazarseguir, a 40 kilómetros de la metrópoli tangerina y a 20 km de Ceuta, que es el mayor puerto de África, el segundo del mundo árabe –por detrás del de Dubái–, el quinto del Mediterráneo y el 16º del mundo, y duplicará en breve el tráfico actual de contenedores del puerto de Algeciras.

Es el faro guía del megaproyecto industrial que el reino alauí ha diseñado para la región norte del país, hacia el que se dirige toda la actividad industrial de la zona, que también cuenta con el consorcio fabricante de automóviles Renault- Nissan, que llegó a la ciudad tangerina en 2008 para anclarse en la aldea de Melloussa, donde se ubican también los cientos de empresas auxiliares que trabajan para el consorcio automovilístico. Es tan importante esta factoría que en 2016 la economía marroquí dio un vuelco y por primera vez su producto estrella, los fosfatos, pasó a ocupar el segundo lugar en las exportaciones, por detrás de los automóviles.

A la pujanza del sector de la automoción –tan pujante en la zona como el aeronáutico– se unieron el año pasado, también en la región de Tánger, las marcas Peugeot-Citroën y Ford. La primera, con un presupuesto de 557 millones de euros, pretende arrancar en 2019 fabricando 90000 coches al año y 200000 motores. Ford ha invertido ya 250 millones de euros en la ciudad para establecer su base de compra y logística.

© OP MACHINERY.


Revista Técnica de Maquinaria de Obras públicas, Construcción y Minería, es una publicación de Prima Ediciones S.C. C/Orense, 8 – 1º Oficinas. 28020 Madrid (España)


mascota
contacto inicio

Dirección y redacción:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ventas y publicidad:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Administración y suscripciones
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si quiere recibir el Newsletter de OP Machinery, complete este breve formulario:

Newsletter