Emsa Finanzauto Huppenkothen Hidromek
Finanzauto CaseRenting Euroauction

Leonardo da Vinci diseñó numerosos artilugios precursores de la actual maquinaria.

Excavadora de Leonardo da Vinci pensada para la construcción de diques y dragar ríos y canales.Las máquinas del Genio Renacentista

Desde el pasado mes de noviembre y hasta el 19 de mayo de 2019, con motivo del V centenario del fallecimiento del ilustre florentino, Madrid acoge la muestra «Leonardo da Vinci: los rostros del genio», dividida en dos sedes: la Biblioteca Nacional, donde se puede admirar los famosos Códices Madrid, dos manuscritos excepcionales por su contenido y su datación, tratados técnicos que contienen sus principales logros científicos y artísticos, y en el Palacio de las Alhajas, que reúne grabados sobre su figura que formaron parte de distintos libros publicados. Leonardo da Vinci (1452-1519) fue un sabio renacentista con una mente prodigiosa, un inquieto observador de la naturaleza que se empeñó en descifrar sus leyes. Su intuición científica y su curiosidad le llevaron a explorar la cinemática, la mecánica, la hidrodinámica y la óptica, entre otras áreas de la física, y a ejercer infinidad de profesiones en las que destacó sobre la mayoría por su talento simpar. Si bien no desarrolló teorías matemáticas ni experiencias que apoyaran sus investigaciones, su visión objetiva y analítica de la naturaleza le sitúan como un pionero del pensamiento científico moderno. Aprovechando la efeméride, «OP Machinery» ofrece una muestra de la imaginación del artista a través de sus ilustraciones, donde se ve su interés por los problemas relacionados con el movimiento de tierras y la manipulación de materiales, teorías gráficas que posteriormente servirían de base para el desarrollo, a lo largo de la historia hasta llegar al mundo contemporáneo, de toda la maquinaria actual y del nivel de excelencia y tecnología alcanzado por la industria, que nos viene, a través de la aportación de otros sabios, desde la antigüedad. En estas páginas dedicadas a su figura exponemos algunas ideas del genial inventor en el ámbito de la maquinaria.

Leonardo di ser Piero da Vinci nació en la ciudad italiana de Vinci el 15 de abril de 1452 y falleció en Amboise (Francia), el 2 de mayo de 1519. Se considera uno de los mayores genios de la humanidad y el arquetipo de hombre de saber multidisciplinario, quizá el polímata por excelencia, símbolo del hombre del Renacimiento.

UNA FACETA DE SU GENIALIDAD ESTÁ RELACIONADA CON EL MOVIMIENTO DE TIERRAS Y LA MANIPULACIÓN DE MATERIALES

Para muchos es más conocido por su obra artística, especialmente sus pinturas y frescos, pero sus trabajos científicos y técnicos fueron igualmente relevantes. Ejerció a la vez de pintor, anatomista, arquitecto, botánico, científico, escritor, ingeniero, inventor y un largo etcétera de profesiones en la que destacó sobremanera. Es considerado como uno de los más grandes pintores de todos los tiempos y, probablemente, la persona con el mayor número de talentos en múltiples disciplinas que jamás ha existido.

A Leonardo se le considera uno de los fundadores del método científico moderno, que se basa fundamentalmente en la observación, y por lo tanto, precursor de la ciencia tal y como la conocemos hoy. También es considerado uno de los fundadores de la ciencia de la anatomía, realizando disecciones y experimentos en fisiología que fueron pioneros en el conocimiento del cuerpo humano. Llevó a cabo estudios significativos en geología (paleontología), cosmografía, geografía, física, astronomía, matemáticas, óptica, acústica, hidráulica e ingeniería aplicada. Sus estudios sobre el vuelo de las aves o el movimiento del agua son muy destacables. La profunda imaginación de Leonardo le llevó a diseñar un gran número de máquinas ingeniosas en el campo de la aerodinámica, desde instrumentos científicos y máquinas voladoras, como el helicóptero, el paracaídas, el ala delta... hasta sus superiores desarrollos en ingeniería civil y muy especialmente militar (cañones, catapultas, un tanque acorazado, máquinas autopropulsadas, puentes, submarinos, campanas de buceo, etc.)

A pesar de que fueron únicamente los inventos militares los que llevaron a sus patrocinadores a brindarle apoyo económico, él se las ingenió para desarrollar paralelamente principios básicos de ingeniería general que fueron trascendentes.

Grúa de elevación para transportar el material excavado mediante una rampa helicoidalImaginación desbordante

Una faceta de su genialidad está relacionada con el movimiento de tierras y la manipulación de materiales, demostrada por los apuntes en el Códice Atlántico que se conserva en la Biblioteca Ambrosiana de Milán. Algunos de sus estudios y diseños están relacionados muy de cerca con la actividad de nuestro sector de la maquinaria, tales como excavadoras de cangilones, máquinas para canalizaciones, de manipulación de materiales y otras contribuciones en todos los aspectos de la mecánica de equipos.

A LEONARDO SE LE CONSIDERA UNO DE LOS FUNDADORES DEL MÉTODO CIENTÍFICO MODERNO, EL CUAL SE BASABA EN LA OBSERVACIÓN, Y POR LO TANTO, PRECURSOR DE LA CIENCIA MODERNA TAL Y COMO LA CONOCEMOS.

La mayoría de sus inventos no fueron llevados a la práctica porque superaban las posibilidades de la técnica de la época, a pesar de que Leonardo estudió la mayoría de sus proyectos cuidando los detalles y resolviendo las dificultades de la construcción. No se había alcanzado el suficiente nivel de desarrollo tecnológico para adaptar a la realidad su desbordante imaginación. Aún así, muchos de los diseños tienen de puño y letra del inventor detallados planos y planes de trabajo para el taller que habría de encargarse del proyecto.

Toda su obra fue agrupada, por el mismo Leonardo, en los tres elementos: aire, tierra y agua. Fue el primero en estudiar científicamente la resistencia de los materiales utilizados en las construcciones mecánicas, y de tales investigaciones se sirvió para establecer las secciones de las estructuras de sus máquinas. El agua ejerció en Da Vinci un especial atractivo y su imaginación dio origen al doble casco de las embarcaciones, al puente giratorio o a múltiples aparatos basados en el conocido “tornillo de Arquímedes”, un mecanismo que permitía mover el agua en contra de la fuerza de gravedad.

Discrepancias con el genio

Uno de los aspectos más fascinantes de la obra de Leonardo da Vinci, basado en su interés en el diseño de máquinas y en el estudio de diversos fenómenos físicos, son sus bocetos, de una indiscutible belleza, tanto por sus delicados y precisos trazos de sanguina y carbonilla como por la minuciosa y detallada descripción de los mecanismos y de las herramientas empleados en sus proyectos. En los esbozos de Leonardo hasta los engranajes son bellos. Pero, más allá de esa belleza gráfica, estos diseños dan muestra del incesante afán del artista por conocer la naturaleza y tratar de descifrar sus secretos, y de su inagotable genio como inventor.

MUCHOS DISEÑOS DE LEONARDO NO SE PUSIERON EN PRÁCTICA EN VIDA DEL ARTISTA, PERO SE HA COMPROBADO QUE LA MAYORÍA DE SUS MÁQUINAS FUNCIONAN A LA PERFECCIÓN.

Leonardo basó sus investigaciones, directa o indirectamente, en los estudios de física matemática realizados previamente, hacia fines de la Edad Media, en Oxford y en París. Se ocupó, sobre todo, de problemas concernientes a la mecánica y a la hidráulica, realizando incluso varios progresos en cuanto al conocimiento de estos temas, aunque sus estudios nunca fueron publicados.

Quizá sea esa la causa por la que algunos autores discrepan de las facetas de inventor y científico del artista renacentista al puntualizar rasgos que impiden valorar objetivamente su talento científico, pues no siempre es posible saber cuál es el significado de sus escritos dado que algunos conceptos no resultan claros y a menudo se contradice; casi todas sus ideas tienen un origen medieval, por lo tanto no son auténticas innovaciones ni aportes originales al desarrollo de la ciencia y de la tecnología; y sus fuentes provienen fundamentalmente de la tradición oral y no de la literatura académica derivada de las universidades.

Además, como en vida del sabio muchos de sus inventos nunca salieron del papel, hay autores que consideran que aunque fue mecánico y trató de comprender los fenómenos de la mecánica y de la dinámica, y hasta trató de comprender las reglas de la hidráulica y de la aerodinámica, todo fue en vano, pues para que una invención sea considerada como tal se requiere tres fases: la pura idea, la experimentación o implementación (los ensayos y puesta a punto de los aparatos, etc.) y la aplicación práctica que demuestre que sirve para algo útil.

Mecanismos ideados para levantar pesos.Gran inventiva

Sin embargo, en defensa del genio medieval debemos afirmar que no se puede juzgar y analizar su obra desde el punto de vista de la ciencia moderna: una ciencia no solo basada en la observación del fenómeno natural, sino apoyada y corroborada por medio de la experimentación y la formulación matemática. La ciencia moderna surge a mediados del siglo XVI –posteriormente a la muerte del Leonardo– madurando lenta y arduamente a lo largo de los siglos siguientes.

Por otra parte, si bien muchos de los diseños de Leonardo no llegaron a ponerse en práctica en vida del artista, se ha comprobado desde hace tiempo que la mayoría de sus máquinas funcionan a la perfección. Y quede para la historia de nuestro sector que Leonardo se interesó por casi todos los problemas mecánicos y cinemáticos conocidos en su época, como la caída libre de los cuerpos, el funcionamiento de las palancas y de las poleas y la trasmisión de esfuerzos por medio de engranajes y otros sistemas, además de diseñar máquinas para movimiento de tierras y elevación precursoras de las que usamos hoy día.

La curiosidad y las inquietudes de Leo nardo no tuvieron límite. Su interés científico le llevó a saltar, permanentemente, de un tema a otro, llenando sus cuadernos de bocetos y proyectos de la más amplia variedad. Así, en los Códices de Leonardo se suceden, sin solución de continuidad, estudios de facciones y expresiones, análisis de plantas y rocas, apuntes y bosquejos de sus cuadros, esquemas anatómicos y diseños de aparatos de la más diversa índole. Hoy en día sus dibujos nos siguen fascinando porque son el testimonio más claro de su inagotable e ingeniosa inventiva.

© OP MACHINERY.


Revista Técnica de Maquinaria de Obras públicas, Construcción y Minería, es una publicación de Prima Ediciones S.C. C/Orense, 8 – 1º Oficinas. 28020 Madrid (España)


mascota
contacto inicio

Dirección y redacción:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ventas y publicidad:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Administración y suscripciones
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si quiere recibir el Newsletter de OP Machinery, complete este breve formulario:

Newsletter